:)

Acostumbraba su padre a decir que “pecaba de ONG”, que carecía de picardía y que su buena voluntad acabaría por ser el arma que otros (¡a saber qué otros!) usarían en su contra, como quien pierde su espada en pleno combate a manos de un mejor o más hábil adversario.

Quizá la inocencia sea tan poderosa como una bomba nuclear. Tan sólo dejarla fluir, marchar por sí sola, expresarse. No hay tiempo ni lugar para dobles sentidos, para ataques escondidos en sonrisas de hiena, para verdades incompletas contadas en medias palabras. De haberlas, todo serían porqués, y porqués, y porqués

La buena voluntad será como la zanahoria es para el borrico, un continuo ánimo para el camino, el néctar de la cadena de favores que nunca ha de terminar.

Ella decía alimentarse de esas sonrisas, y de aquellos abrazos de boquita, aunque nunca llegaran a expresarse. De ese sabor que dejan las miradas cómplices y de las palabras, porque amaba las palabras; las dichas y las calladas. Pero, por encima de todo, amaba tener que dar las gracias a quien, altruistamente, la hacía feliz. Y sí, lo hacía. ¡Vaya si lo hacía!

Give a little love

FirmaBlogDefinitiva

Anuncios

One thought on “:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s