Coronel

Aquí ya hemos terminado, amigo mío, se acabó,
acércate, dame un abrazo, que este infierno remitió.
Esperadme aquí un momento, cuidad de esta posición,
comprobaré que terminamos la misión.

Fue acabar estas palabras y nadie le volvió a ver,
después de aquella victoria, sólo un loco coronel
renunciaria a una gloria, que el jamás logró entender,
eligió cargar su arma con un clavel.

Cuando los demás dormian se escapaba a la cantina,
y llorando le contaba a una mujer
que si el honor y la victoria valen mas q las personas
es que no hemos apredido nada.

De las lágrimas que visten tu cara,
de la tristeza que esconden tus miradas,
de la vergüenza que siente mi alma,
cuando nadie canta esta canción
en la que digo que no me da la gana ,
de hacer como que no sé nada
de cada vida que se marcha, sin decir adiós.

Después de cada batalla, se cogía su corazón,
el debía mostrar orgullo cuando sólo sentia horror,
preguntaba siempre al cielo quien habia ganado qué,
pero nunca nadie supo responder.

Cuando los demas dormian se escapaba a la cantina
y llorando le contaba a una mujer
que si el honor y la victoria valen mas q las personas
es que no hemos apredido nada.

De las lágrimas que visten tu cara,
de la tristeza que esconden tus miradas,
de la vergüenza que siente mi alma,
cuando nadie canta esta canción
en la que digo que no me da la gana ,
de hacer como que no sé nada
de cada vida que se marcha, sin decir adiós.

Sin decir adiós.

Cada día que pasa...
más miedo, más nerviosismo,
más inseguridad...
Más echar de menos antes de tiempo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s